top of page
Buscar
  • Foto del escritorhonorioalvarez

Conoces que tipo de emprendedor eres o necesitas.?

Actualizado: 16 dic 2019

La verdad es que no existe un estereotipo exacto de las diferencias de los emprendedores y es muy complejo catalogarlos, muchos creemos que tenemos claro que es ser un emprendedor; se definen como aventureros, visionarios, ejecutores, inteligentes, soñadores, arriesgados, motivadores, vendedores, comunicadores, líderes, intuitivos, persistentes, tercos, autodidactas, rompen paradigmas, y podríamos dar algunos mas; pero en definitiva casi todas estas palabras no los definen por completo, y es que NO todos los emprendedores son iguales, y están hechos para lo mismo.

Por naturaleza un Empresario es un Emprendedor; ( si él fue quien la inicio, por definición en el principio lo era); pero la rutina y exigencias les colocan filtros a su espíritu, con golpes muta y aprende a observar de una forma más conservadora, usualmente su iniciativa de emprender se apaga. (lo bueno es que tiene la llama; sólo debe auto observarse.) Si en la organización no tenemos emprendedores, difícilmente se adaptará y sobrevivirá largos años. Así que deberíamos incentivarlos, éstos señores son los que nos llevarán al otro lado del río, por sus iniciativas, comportamientos y dones les podemos clasificar en 4 tipos básicos: PERSUASIVO, INTUITIVO, VISIONARIO Y ESPECIALISTA. Luego podemos sumarle dos o tres adicionales como el INVERSIONISTA, EL EMPRESARIO Y EL OPORTUNISTA que se separan un poco por sus condiciones de mayor experiencia o capacidad financiera.


Explicando un poco más podemos detallar sus rasgos a continuación :


Persuasivo:

Quien suma, arrastra y convence. Es la punta de los proyectos. Es una persona que suele liderar más que desarrollar el producto o servicio. Usualmente en posiciones de impulsar la convicción del equipo. Usa sus habilidades para influir positivamente.

- Trabaja con propósito.

- Defiende sus valores y metas para influir.

- Cree en algo superior, incluso por encima de él mismo.

- Es un buen comunicador.

- Da el ejemplo; hace y cumple lo que dice.


Intuitivo:

Sabe donde está el negocio. Y lo sabe porque es un empresario autodidacta. Y emprender es parte de su pasión de negocios.

- Busca información constantemente

- Escucha con atención para entender y revisar todas las posibilidades

- Se relaciona con mucha facilidad - Es muy ágil mentalmente y suele ser muy asertivo en las inversiones.

- Identifica y separa rápidamente la viabilidad de cada negocio

Visionario:

Se adelanta a las tendencias del momento y pone su esfuerzo y negocio en sectores o productos que serán la clave en un futuro.

- Suele ser soñador, sin los pies en la tierra.

- No tiene fronteras en su pensamiento, no conoce limites ni tiene paradigmas fijos.

- De naturaleza desordenado, por ello delega la operación y requiere de un buen equipo para ejecutar.

- Identifica necesidades que quizás todavía no existen, y los exitosos son asertivos con sus prioridades.


Especialista:

Suele tener un perfil técnico, focalizado y estructurado. Suele ser de carácter conservador, y sus conocimientos están muy centrados en el sector donde se afianza.

- Es organizado y metódico

- Se centra en su área de experiencia.

- Suele hacer un solo proyecto por vez. - Pocos dotes comerciales, pero su calificación lo hace necesario.


Inversionista:

Busca rentabilizar el dinero con proyectos novedosos. Tienen el papel de un socio capitalista, cuyo riesgo e implicación suele ser de asesoramiento y de aportar capital.


Empresario:

Por definición un empresario exitoso es de naturaleza emprendedora. Existen empresarios que apoyan proyectos de emprendimiento y otros que solo buscan oportunidades como un cazador. En ambos casos son emprendedores, mucho mas conservadores, con experiencia ya que se dio golpes y sabe donde no caer. - Ya sabe del mundo de la empresa. - Nada le es nuevo. - El empresario emprendedor asume el riesgo de emprender pero a diferencia del intuitivo o el visionario, le gusta consolidar los proyectos, más que emprenderlos.


En contra partida, en las empresas donde no existe espíritu emprendedor suele ser autocrática, poco retadora, monótona, se hace lo que el superior dice, poco competitiva y con mucha desmotivación. Cuándo llega una persona de naturaleza emprendedora se auto excluye porque no logra mantenerse en un ambiente de poca adaptación, sin retos y sin innovación.


Hago un llamado en este artículo recordar a muchos empresarios su capacidad y motivación emprendedora para adaptarse a las nuevas realidades. Deben rodearse de emprendedores o incentiven tenerlos en su empresa, si no los identificas o lo necesitas; te podemos ayudar.


Descubre con cuál te identificas y aprende a capitalizar tus fortalezas para crear un negocio con mayor potencial de triunfar SI TE GUSTO EL ARTICULO, COMPÁRTELO CON QUIEN LO NECESITE... GRACIAS.







164 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page